La reválida del Social Media Marketing (II): La recopilación de datos

El cliente debe percibir claramente que hay un retorno de la inversión (ROI) de sus acciones en medios sociales. La publicidad tradicional desarrolló toda una serie de instrumentos científicos y estadísticos de medición de la rentabilidad publicitaria a través de impactos, GRPs, etc., más o menos fiables (¿alguien conoce a alguien que tenga instalado un audímetro?).

Pero ¿cómo medir ahora que a la gente “le mole” tu marca? Tratándose de entornos tan alambicados como las redes sociales, al Community Manager no le queda otra que llevar un log actualizado y minucioso de sus acciones, aunque no es suficiente con esto: es importante avanzar en la medición de los feedbacks de esas acciones. Poco a poco surgen herramientas tan imaginativas como la aplicación Faceboostic creada por Sr. Burns, un programa que realiza una exhaustiva estadística de los efectos de un juego o aplicación de Facebook. Este es el camino, y poco a poco iremos hablando de más instrumentos de medición como éste.

No obstante hay que tener en cuenta que una de las más interesantes características de los Social Media es su potencialidad para un análisis cualitativo de las audiencias. Más allá de la obsesión por los “impactos” propia del marketing convencional habría aquí un interés por la influencia y la relevancia del emisor, y la medición de estas variables requiere de una sutileza mucho mayor. De ahí que los sistemas de medición no puedan quedarse en número de usuarios contactados, sino analizar otros aspectos como eficacia de la viralidad, respuesta del usuario a la marca, etc.

¡Comparte!
Facebook Twitter Linkedin Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *