Todos somos (al menos un poco) Community Manager

Por lo visto hoy, 24 de enero, es el Día del Community Manager. Un día, supongo, para la celebración y reflexión de los que se dedican a esto profesionalmente, pero también un día para toda la gente que pulula(mos) por Internet y las redes sociales. Y es que esto va a toda prisa y a estas alturas todo el mundo es un poco Community Manager… aunque sea de sí mismo.

Veamos: amanece un lunes 24 de enero, y Fulanito Mengánez llega a la oficina, enciende el ordenador, abre quizá un programa de gestión interna para ordenar el trabajo de la semana, e inmediatamente inicia un navegador y entra en Facebook. Valida un par de solicitudes de amistad (una es de una concejalía que, todavía a estas alturas, ha decidido abrir un perfil personal en Facebook en vez de una página. Otra es de un vecino con el que ha coincidido un par de veces en las juntas y que le ha visto en la lista de amigos de un excompañero de la facultad), revisa su timeline leyendo algunas noticias, varios enlaces de Youtube… Piensa en subir unas fotos muy graciosas de la fiesta del sábado en casa de unos amigos, pero tras darle unas vueltas decide no hacerlo porque no le mola la idea de que Perengano, un compañero de trabajo, pueda etiquetar en ellas a Zutana, que sale con una cara de borracha que tira patrás. En lugar de eso elige una en la que aparece solo y se ve a sí mismo especialmente guapo. La sube y la selecciona como nueva foto de perfil. “Tengo un aire como más intelectual”, piensa. “Mola”. Después lee un enlace de El País en el que se habla de la Ley del aborto; está a punto de escribir un comentario cuando cae en la cuenta de que hace unos días agregó a su lista de amigos a Don Talycual, su jefe, que es del opus. Con este recuerdo aún en la mente decide escribir una nota hablando de la productividad en el trabajo y cómo optimizarla. Como don Talycual no tiene muchos amigos y está enganchándose cada vez más a esto de Facebook, seguro que lo lee.

¿Qué quiere decir todo esto? Recuerdo un pasatiempo que existía hace unos años en que un amigo te pedía que, sin pensar mucho, enumerases tres animales. Cuando se los decías, él te contestaba: “el primero es cómo te ven los demás, el segundo cómo te ves tú y el tercero cómo eres de verdad” (o alguna chorrada así, cito de memoria). Pues con las redes sociales está pasando un poco esto: que todo el mundo se está comportando en realidad como una marca, podando con esmero aquellas partes de su personalidad que pueden resultar antipáticas o hirientes para otros, matizando o ensalzando las propias cualidades. Y así nuestros perfiles son, a la postre, una extraña mezcla entre nuestra autopercepción, la percepción que de nosotros tienen los demás y nuestro verdadero ser.

De esta forma hemos acabado siendo un poco Community Manager de nuestra marca personal: todos filtramos, escogemos lo que subimos, utilizamos nuestra mejor ironía para cerrar con gracia e ingenio un comentario… Y tal vez por eso sean tan adictivas las redes sociales: no solo nos permiten cumplir el mito de partir de cero con un buen número de “amistades”, sino que además hacen posible la construcción de un nuevo yo digital más interesante para los demás y para nosotros mismos.

¡Comparte!
Facebook Twitter Linkedin Pinterest

2 pensamiento sobre “Todos somos (al menos un poco) Community Manager

  1. Oscar Del Santo

    Realmente no hay tantos ‘community managers’ en este sentido como creemos. Incluso en empresas de I+D, el numero de personas que no utilizan ni tienen cierta simpatia hacia las redes sociales es galopante.

    Por lo demas, totalmente de acuerdo con el sentido y la filosofia de este post 🙂

  2. Víctor Martínez Autor del artículo

    No, pero es una tendencia creciente el que la gente se plantee cómo está gestionando sus perfiles en las redes y cómo puede afectar esto a su situación profesional, por ejemplo.

    En este sentido tengo ya una semana en borradores un post a medio hablando sobre el perfil del profesional 2.0… ¡a ver si tengo un ratico y remato!

    Saludos Óscar y gracias por aportar 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.