Bulos, manipulaciones y estafas en la era de la ‘infoxicación’

El concepto de infoxicación comenzó a perfilarse a finales de los años noventa. Ya entonces empezábamos a ser conscientes de que cada vez era mayor el flujo de información, a modo de avalancha, que recibe el espectador de los media y el usuario de Internet, dificultando el análisis sosegado y la necesaria discriminación entre lo verdadero y lo falso. El advenimiento de la web 2.0, con la aparición de blogs y redes sociales que dieron al usuario el poder de convertirse en sí mismo en un medio y generar y difundir los contenidos que deseara, ha agravado aún más la situación.
Si hablamos de límites a esta tendencia, yo no soy partidario de ninguno. En términos generales la herramienta que todo usuario de Internet tiene entre manos me parece maravillosa. Ahora bien, como consumidores de contenido se requiere de una responsabilidad: somos nosotros los que debemos interpretar y entender lo que compartimos; desde el momento en que somos repetidores automatizados de mensajes que nos llegan en WhatsApp o Twitter, somos corresponsables de los mismos. ¿De verdad “sabemos” que esa alerta que estamos difundiendo a nuestros contactos es cierta?


Voy a poner algunos ejemplos muy recientes:

Atentado en Londres y aviso en WhatsApp
Hace unos días un atentado junto al Parlamento británico acabó con la vida de varias personas y dejó heridas a varias decenas más. Pues bien, esa misma tarde se difundía por las redes de mensajería (WhatsApp) esta información:

Información que podéis ver aquí que es completamente falsa. Pero algunas personas, quiero pensar que con buena voluntad, la distribuyen de forma indiscriminada “por si acaso”. Actuar de esta manera es terrible pues por un lado infundimos temor indiscriminado e injustificado a las personas que apreciamos. Y por otro colaboramos en un efecto de “que viene el lobo” en el que los verdaderos avisos policiales pueden acabar siendo ignorados.

Susana la analfabeta
Las técnicas de intoxicación son el arma política más poderosa en la era de los social media. Vladimir Putin con Russia Today (RT) utiliza de forma profusa esta herramienta para desestabilizar la información occidental, generando noticias y contenidos contradictorios y confusos. Hoy los medios nos cuentan que miles de hackers rusos “bombardearon” la campaña electoral americana con bulos sobre Hillary Clinton. Pero no hace falta irse tan lejos. Pongo un ejemplo muy reciente y muy cercano.
Esta semana se celebraba el 75 aniversario de la muerte del poeta oriolano Miguel Hernández. Una supuesta plataforma de apoyo de la candidatura de Susana Díaz a la Secretaría General del PSOE publicó esto:

¡Menudos garrulos! Los seguidores de Susana (¿y de paso ella misma?) son tan incultos que confunden la obra de Miguel Hernández con la de Antonio Machado, como bien se encargaron de resaltar algunos dirigentes de Podemos. Salvo por un detalle: esa cuenta es un fake (hecho por… no se sabe, para ridiculizarla) y está denunciada por la candidatura de Susana Díaz.

Regalo pisos

No, Pablo Iglesias y Podemos (así en general) no han dicho lo que aparece en este otro fake de una web tendenciosa, en el que se ha entrecomillado el comentario de un usuario de Menéame para que parezca que es algún tipo de opinión oficial de la formación de Iglesias.

Musulmanes violentos y desagradecidos
La semana pasada corrió como la pólvora por todas las redes sociales y servicios de mensajería el supuesto vídeo de un musulmán agrediendo a unas pobres profesionales sanitarias. “Musulmán dando las gracias por su acogida en Europa en un centro de salud español. Imágenes que TVE no difunde para no caer en la alarma social”, indica el mensaje compartido hasta la saciedad. Nuevamente hay un problema: ese vídeo es de un hospital ruso y los protagonistas del mismo son de esa nacionalidad. Un hombre en estado de embriaguez agredió a una doctora en la localidad rusa de Nóvgorod.

Cerveza Cruzcampo con palomas trituradas
He aquí otro vídeo que se ha difundido con gran viralidad especialmente, cómo no, por WhatsApp: “Así se hace la CRUZCAMPO +Palomas”. En la grabación, se ve un depósito de grano que va cayendo por un embudo gigante, y unas palomas que van siendo absorbidas conforme se vacía el depósito. Nuevamente las imágenes no tienen nada que ver con la fábrica de Heineken España en Sevilla, es un vídeo que está siendo utilizado en diferentes países para atacar a distintas marcas de cerveza.


¿Por qué sucede esto? ¿Por qué se difunden bulos por la red? En Maldito Bulo (@malditobulo) lo explican así de bien:

A modo de conclusiones: La sociedad en que vivimos, informada y conectada de punto a punto, donde todos y cada uno de nosotros somos emisores y conectores de esas redes de información, exige de nosotros una responsabilidad. Si somos meros difusores de contenidos falsos y tremendistas con el fin de alertar y generar odio e intolerancia, estaremos colaborando a que nuestra sociedad sea cada vez más siniestra e intransigente.

Hay en las redes muchos emisores concretos interesados en que así sea. No contribuyamos por tanto los que no tenemos tanto interés en el asunto… ¿O sí lo tenemos?

¡Comparte!
Facebook Twitter Plusone Pinterest Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *