Importa la imagen de mi empresa? o me apaño?

Escribo este artículo para hacer ver una realidad que vemos repetirse de manera habitual en nuestro ámbito de trabajo.

Hace unos días un amigo me cuenta, que tiene a su vez un amigo, que montó una enoteca (bodega de vinos), al parecer la inversión en el negocio fue bastante abultada, unos 50.000 € solo en vinos, y una reforma interior del local bastante superior, al parecer el sitio era espectacular. Cuando mi amigo llega a visitar la bodega se quedó perplejo, al parecer la imagen corporativa, si se podía denominar así, la habían hecho los dueños del local, diseñando a su vez la rotulación de la fachada. Me cuenta que los colores eran azules con verdes chillones y tipografías que no trasmitían nada relacionado con vinos, enotecas, etc, o sea, comunicación cero cuando de eso se trata. La conclusión es que realmente ya el escaparate tiraba para atrás y no tenías ganas ningunas de atravesar la puerta. Desgraciadamente el local aguantó abierto unos pocos meses.

¿Quiere esto decir que con una buena imagen corporativa, una buena rotulación de la fachada, etc, etc, el local no habría cerrado?

Quizás y con la crisis actual hubiera cerrado, eso no lo puede saber nadie, pero está claro que peor no le hubiera ido y seguramente habría atraído más clientes y por tanto hubiera tenido más posibilidades de aguantar.

El problema, tal y como comentábamos al principio, es que muchas empresas invierten en lo que creen más importante, los productos, el mobiliario, etc, etc y dejan en tercer plano lo que la gente percibe de ellos, precisamente su imagen, su web, etc. Es el clásico argumento: “eso me lo hace un sobrino, mi hijo o su amigo, que estudió delineación y con eso me apaño”.

En la mayoría de los casos la inversión en imagen, rotulación, papelería, diseño de una web, etc no supone (según los casos) ni un 5% del coste total y esa es la pena, no saber valorar que su imagen es seguramente lo más importante. La razón es simple, aunque el cliente no lo crea, compite con marcas que invierten grandes sumas en imagen y publicidad y no se puede pensar que eso no va con él, que no compite con ellos. Eso nos lleva a la siguiente cuestión, el público en general no sabe por qué pero percibe que este logo o este anuncio le gusta y este otro no. En cierto sentido y tras años, el cliente forma parte del mercado asimilando información a diario sobre productos y marcas y en su gran mayoría ve grandes logotipos, grandes productos y grandes campañas realizadas por profesionales, y por tanto sin saberlo tiene cierta educación visual. Por tanto aunque tengas una pequeña empresa, y sin saberlo, en realidad compites con un mundo en el que la imagen importa… y mucho.

En la foto: imagen corporativa y rotulación para Meca ópticos. Así se hacen las cosas.

¡Comparte!
Facebook Twitter Plusone Pinterest Linkedin

Un comentario en “Importa la imagen de mi empresa? o me apaño?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *