La reválida del Social Media Marketing (III): El respeto de la privacidad

Reconozcámoslo: con lo celosos que somos de nuestros datos, sobre todo de cara a las molestias del marketing directo, ¡hay que ver qué despreocupados somos para dar perfiles completísimos de nuestra persona al primero que llega a nuestra red social favorita!

Sin embargo, esto no es sólo culpa del usuario (que en el fondo da sus datos para un fin lúdico y social y no para ser meramente blanco publicitario). Que Facebook abra todos sus contenidos a las búsquedas generales y abiertas de los buscadores como Google es, lo mires como lo mires, una barbaridad, sobre todo cuando la mayoría de esos contenidos han sido recogidos por un formulario que preguntaba algo tan íntimo como “¿Qué estás pensando?”. Es necesario ser cautelosos con la evolución en la gestión de la privacidad de los datos.

El marketing en los Social Media sólo seguirá siendo efectivo en la medida en que sepa respetar al máximo a los usuarios, así que la primera regla a seguir es la siguiente: “Trata a los demás como te gustaría que te trataran a ti”. Y recuerda siempre que la gente no entra a Facebook, Twitter o Tuenti porque está deseosa de escuchar tus propuestas publicitarias, sino porque quizá (y sólo quizá) le apetece hablar un rato contigo.

Ni que decir tiene que hay que llevar cuidado con el spam y, sobre todo, ofrecer siempre contenidos relevantes y valorados por el usuario. Y esto nos lleva directamente al tercer reto, que veremos mañana.

¡Comparte!
Facebook Twitter Plusone Pinterest Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *